Blogia
apuntes del natural

koans

koans cuando el budismo entra en china se encuentra con una corriente filosófica tan fuerte que lo influye y cambia definitivamente. del choque con el taoísmo surge el chan (meditación), que siglos después, en su versión japonesa, dará lugar al budismo más occidentalizado y extendido fuera de oriente, el zen.

me voy a detener en un peculiar género pedagógico que dejó el budismo chan en su época de decadencia en china. son los kung-an (koans en japones), pequeñas narraciones o ejemplos en apariencia irracionales (en apariencia y en todo, son absurdos) que buscan, con el choque conceptual, que el alumno dejé la mente en blanco y así pueda alcanzar la mente chan, el estado preciso para la meditación y la realización.

copio aquí un par de ejemplos de koans clásicos chinos. no hay que buscarles sentido, aunque tienen una explicación basándose en lugares comunes budistas lo esencial es precisamente la significativa falta de sentido y la pretensión de hacer comprender que todo, la razón incluída, es mera apariencia.

------------------

Había un monje llamado Chu Chih que vivía solo en una capilla desierta. Un día, una monja budista llamada Shi Shi (Realidad) acudió a visitarlo. Entró sin permiso y, sin quitarse su sombrero de paja, empezó a pasearse con sus ayudantes alrededor de donde estaba sentado meditando el monje, exclamando:
—¡Dime la razón de esto y me quitaré el sombrero!
Ella repitió su oferta en vano tres veces; el monje no pudo hallar una respuesta. Al final estaba encolerizada y, agitando la manga de su túnica, estaba a punto de dejar la capilla, cuando de repente el monje le dijo:
—Está oscureciendo; sería mejor que pasases la noche aquí.
—Explícame la razón para esto y pernoctaré aquí —sugirió ella de nuevo, pero también en vano. Al final, dejó la capilla sin nada.
—Aunque soy un varón —pensó el monje apenado—, no poseo el elevado espíritu de un verdadero hombre.
Poco después, el Maestro chan Tien Lung fue invitado a visitar la capilla y el monje le contó el incidente que había tenido con la monja. En lugar de contestarle, el Maestro simplemente alzó un dedo y de repente el monje alcanzó la realización. Desde entonces, él también empezó a elevar su dedo como respuesta universal a cualquier pregunta.
Había un mozalbete que, los mismo que Chu Chih, empezó a elevar el dedo como respuesta a cualquier cosa que se le preguntara.
—Realmente, es una persona extraordinaria —informó alguien a Chu Chih—. Parece que ha alcanzado la Budeidad; al igual que un monje célebre, levanta su dedo como respuesta a cualquiera que le pregunta.
Tras oír esto, Chu Chih escondió un cuchillo en su manga e invitó al mozalbete a escucharlo.
—La gente dice que has alcanzado la Budeidad. ¿La has alcanzado? —preguntó al mozalbete.
—Sí, la he alcanzado.
—¿Y qué me dices del Buda?
Como siempre había hecho, el mozalbete levantó su dedo, y el Maestro se lo cortó de un tajo. Llorando, el mozalbete salió corriendo, pero fue detenido por un grito estentóreo. Se giró y Chu Chih le preguntó de nuevo:
—¿Qué me dices del Buda?
Lo mismo que solía hacer, el mozalbete levantó su mano; al no ver nada en el lugar del dedo, alcanzó la realización.


------------------

Cuando el discípulo llegó ante el maestro, éste le preguntó.
- ¿Vienes de muy lejos?.
- Sí. Vengo para aprender de ti. ¿Qué norma de vida me entregas para que la cumpla?.
- Sólo una: si yendo por el camino tropiezas con el Buda, mátalo.
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

11 comentarios

Duquena -

Hay dolores para los que no vale anestesia. ¿Cómo voy a renunciar alegremente a aquéllo que me define, por mucho que me pase la vida fingiendo que ya que no estoy bien dotado, mi cerebro sí lo está? Aquí no hay dotaciones que valgan, el centro de gravedad del hombre es inamovible (y su tamaño, como el del cerebro, irrelevante).

Fri -

¿No me hace justicia el comentario? Bueno, no importa, yo aguanto esa injusticia tan terrible con tal de llegar al nirvana o a lo que sea. :P

Y que no te duela, criatura. Se castra con anestesia y ni te enteras, y después ya no piensas en monjas que quieren atravesar ríos ni cosas tan pecaminosas y puedes dedicarte a orar tranquilamente. Si es muy beneficioso. Verás como Parapo está de acuerdo y se lo recomienda a sus alumnos.

Duquena -

Vaya, Fri, teniendo en cuenta que si a menudo tengo presente este cuento es porque soy el monje que lleva "a cuestas" a la chica en su cabeza, tu comentario (que por cierto, no te hace justicia) me ha dolido en lo más hondo (¿o era en lo más bajo?).

Fri -

Si es que a esos monjes salidos ni el bromuro los tranquiliza. Lo único que puede ayudarlos a llegar al nirvana es la castración.

parapo -

sí, duque, ese era uno de los preseleccionados para ponerlo en el blog, pero luego lo dejé para no saturar. es curioso (o no) que todos los koans donde aparece una mujer (monjas siempre)tienen temas sexuales.

Duquena -

Esto me ha recordado un cuento zen (o chan, no sé), que se me hace presente a menudo:

Dos monjes van en peregrinación de monasterio en monasterio. Al llegar a un río, ven a una chica joven que no se atreve a pasar porque no sabe nadar. Uno de ellos la coge en brazos, se la carga a cuestas y la ayuda a atravesar el agua. Se despiden. Al cabo de dos horas, el otro monje le dice: "¿No sabes tú que tus votos te prohiben tocar a una mujer?" A lo que el primero responde: "puede que sí, pero yo la dejé en la orilla del río, y tú todavía estás cargando con ella".

parapong -

sacrilegio!

pd: no podias haber buscado un monje chan más mono? ains...

Fri -

Y qué época más depravada, con las monjas sueltas dispuestas a pasar noches con monjes desconocidos hartitos de bromuro.

Fri -

Este era el símbolo de la sabiduría, lo que pasa es que hay que saber hacerlo bien.

http://www.pst.org/pst-finger.jpg

parapong -

por supuesto cheng-cho. si no te lo corto sí :P

chencho -

Maestro Para-pong quiere decir esto que si yo (Cheng-cho) levanto el dedo corazón ante las preguntas alcanzaré la sabiduría?
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres