Blogia
apuntes del natural

marginalia

XLI

Si a algún hombre ambicioso se le ocurriera revolucionar, con un solo esfuerzo, el mundo del pensamiento humano, de la opinión humana y del humano sentimiento, la oportunidad está al alcance de su mano; el camino del renombre inmortal es directo y se abre sin obstáculos a sus pies. Todo lo que ha de hacer es escribir y publicar un librito. Su título será sencillo, unas pocas y llanas palabras: "Mi corazón al desnudo". Pero este librito deberá ser fiel a su título.

Ahora bien, ¿no es muy singular que con la rabiosa sed de notoriedad que distingue a tantos humanos, a tantos a quienes se les importa un ardite lo que se piense de ellos después de muertos, no sea posible encontrar uno solo lo bastante temerario como para escribir este librito? Digo: escribir. Hay diez mil hombres que una vez escrito el libro, se reirían a la sola idea de que su publicación pudiera molestarlos en vida, y que ni siquiera concebirían por qué su publicación póstuma habría de ser vedada. Pero escribirlo... ahí está la cosa. Nadie se atreve a escribirlo. Nadie se atreverá. Nadie podría escribirlo, aunque se atreviera. El papel se arrugaría y ardería a cada toque de la ígnea pluma.


de Marginalia, de edgar allan poe

----------------

edgar poe siempre fue uno de mis héroes, quizás el que más. ¿cuántas veces pensé en escribir ese libro, o ese relato? aunque fuera un solo fragmento, unas líneas de mi corazón al desnudo... no obstante, siempre encuentro un "pero", siempre un hecho que conviene matizar, o maquillar, o silenciar. y me digo si no es posible mostrar mi corazón al desnudo obviando el pequeño borrón, ese mínimo atajo...

no, no, entonces no sería el libro del que habla poe, el gran poe. entonces sería otro libro. uno de tantos.
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

3 comentarios

ziamma -

Mi corazon al desnudo. Mi corazón al desnudo. MI corazón al...

Es un bello título ese, aunque suene algo falso.

alburito -

Cortázar sobre Edgar A. Poe: "Al principio fue el miedo"...

NADA -

Creo que no sería capaz de escribir el libro del que hablas. No sé si por lo que puedan pensar de mí los de fuera o por no hacer daño a los míos.
Pienso que en la vida de todas las personas hay cosas de las que no nos sentimos orgullosos, porque quizá hayan hecho daño a otros, o porque nos lo han hecho a nosotros mismos...De cualquier forma, somos producto de lo que hemos sido y no se puede renunciar ni renegar de nada de lo que forma nuestra historia personal.
A veces me pregunto qué haría si volviera a nacer y me respondo a mí misma que si no hiciera lo mismo no sería yo.
Un saludo
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres